DESARROLLO UNIDADES FLUVIALES DE INFANTERÍA DE MARINA

Década de los años 90 a la época actual: Transición de la Fuerza Fluvial como unidad operativa menor de la Armada a la organización del Comando de Unidades Fluviales de Infantería de Marina; creación de la Brigada Fluvial: organización, áreas de operaciones, misión, desarrollo y actualización de la doctrina; cambio y modernización de equipo flotante; apoyo externo; nuevos conceptos doctrinarios, tácticos y técnicos. Situación actual: creación de nuevas unidades operativas; nuevo equipo y armamento.

 

PREÁMBULO

En la década de los 80, se presenta el resurgimiento de la subversión Armada y el recrudecimiento de la violencia, por lo que la Armada adquiere mayores responsabilidades en las costas, en las fronteras del sur y del oriente y en la red fluvial; la Agrupación de Fuerzas Especiales se transformó en Batallón y sus Comandos Fluviales se fueron para el Guaviare, el Meta y el Orinoco con el fin de reconquistar estas arterias fluviales utilizadas como corredor delictivo por elementos al margen de la ley.

 A comienzos de la década de los 90 se inicia un juicioso proceso de modernización y organización de los Elementos de Combate y de las Unidades Fluviales del País, mediante el esfuerzo conjunto entre los gobiernos de Colombia y Estados Unidos, que ha conducido a que las Fuerzas Fluviales de la Infantería de Marina de Colombia, se conviertan en una verdadera potencia mundial en cuanto a operaciones fluviales se refiere.

El apoyo del Gobierno de los Estados Unidos en este proceso, tanto en la asignación y sostenimiento de los botes, como en la construcción de instalaciones y en la asesoría y el entrenamiento, ha sido fundamental teniendo en cuenta que aproximadamente el 74% de los 250 botes de combate que tiene actualmente la Infantería de Marina han sido asignados por los Programas de Ayuda de los Estados Unidos, pero también se destaca el esfuerzo adelantado por la Armada Nacional, en la construcción de las ocho Patrulleras de Apoyo Fluvial construidas hasta la fecha por Cotecmar cuyo valor individual se acerca a los 25.000 millones de pesos, con características y capacidades que no tienen nada que envidiarle a los buques construidos por los más importantes armadores del mundo.

Para tener una idea de la magnitud del desarrollo de las Unidades Fluviales de la Infantería de Marina  en las dos últimas décadas, basta con echar un vistazo a la situación de estas unidades a comienzos de los 90, cuando se contaba solo seis puestos fluviales avanzados, 18 elementos de Combate Fluvial disgregados en diferentes comandos y algunas unidades a flote antiguas; frente a las Unidades Fluviales actuales cuya proyección para fin de año es de 3 Brigadas Fluviales, con 16 batallones, 60 Elementos de Combate Fluvial Pesados (ECFP), 27 Elementos de Combate Fluvial Livianos (ECFL), 8 modernas Patrulleras de Apoyo Fluvial (PFA) y una variada flota patrulleras fluviales rápidas y otros artefactos navales.

 

CAPITULO I 

FUERZA NAVAL FLUVIAL – FNF (1989 – 1993)

En el año de 1989, mediante Resolución Nº 6469-Ministerio de Defensa Nacional del 30 agosto de 1989, se crea y activa la Fuerza Naval Fluvial, con sede en Bogotá dependiente de la Jefatura de Operaciones Navales y se reorganizan las flotillas fluviales de Oriente con Puesto de Mando en Puerto Carreño y del Magdalena con Puesto de Mando en Barrancabermeja, que agrupaban a las diferentes unidades fluviales como nodrizas, patrulleras fluviales, remolcadores de río y elementos de combate fluvial, destacados en las respectivas regiones.

aPara esta época se reciben los primeros botes tipo “piraña” y “anguila” de 22 pies, a través de los programas de ayuda del Gobierno de los Estados Unidos, equipados con dos motores fuera de borda de 125 caballos de fuerza cada uno y artillados con una ametralladora .50 en proa, cuatro ametralladoras M-60 a los costados y un lanzagranadas M-79.  Con estos botes se conformaron nuevos  elementos de Combate Fluvial, compuestos por tres botes, que paulatinamente fueron reemplazando a los ECF de la década de los 80 que constaban de 4 botes de 13 pies y un bote de 17 pies, con lo cual se dio un incremento exponencial en las capacidades de los elementos de combate fluvial en cuanto a poder de fuego, autonomía, versatilidad, maniobrabilidad y velocidad, para afrontar el incremento del poder de combate de los grupos narcoterroristas que preparaban sofisticadas emboscadas en los puntos críticos de las vías fluviales.

Durante los primeros años de la década de los 90, se recibieron 36 botes piraña y 9 botes anguila con los cuales se modernizaron 15 Elementos de Combate Fluvial. Entre los botes Piraña y los botes Anguila se presentan una sutiles diferencias  en el diseño de la proa (más redondeada en los Anguila), en la posición que ocupa el puesto de pilotaje (más atrás los botes anguila) y por consiguiente en la distribución del armamento lateral.

Al comenzar los años noventa, la Infantería de Marina contaba con 18 elementos de Combate Fluvial operando en buena parte de la red fluvial de Colombia, agregados operacionalmente a diferentes unidades del Ejército o de la Armada que tenían jurisdicción terrestre en cada región donde operaban los ECF y bajo el mando Administrativo de la Fuerza Naval Fluvial, cuyo puesto de mando se encontraba en Bogotá. Se trataba de unidades tripuladas por Infantes de Marina, administradas y apoyadas por mandos navales, dirigidas por comandos del Ejército y disgregadas en remotas regiones del país, por lo que tenían muchas limitaciones y dificultades de apoyo logístico y administrativo.

Asimismo, se presentaban grandes falencias en cuanto a la implementación de los procedimientos operacionales y de mantenimiento de los botes y equipos, por falta de unidad de criterios, mando y doctrina, siendo empleados en diferente forma de acuerdo a los criterios y caprichos de cada comandante operativo.

 

 

PUESTOS FLUVIALES AVANZADOS CREADOS DURANTE LA FNF

PUESTO FLUVIAL AVANZADO Nº 54 – ARAUCA

 

En al año de 1991, se creó el Puesto Fluvial Avanzado Nº 54 – Arauca, acuerdo con la Disposición Nº 005 de julio de 1991, como unidad orgánica y dependiente de la Flotilla Fluvial del Oriente y agregada a la organización de la Fuerza Naval Fluvial; aunque desde mediados de los años 80, ya existía en la región un Elemento de Combate Fluvial y el ARC Diligente, agregados al Comando Operativo Nº 2, del Ejercito Nacional.

A través del tiempo, por los incidentes fronterizos con Venezuela y la situación de orden público en la región, se incrementó el número de efectivos;  en  1995 se asignó un nuevo ECF comandado por el Señor STCIM Alejandro Lombana Calderón, 5 Suboficiales y 14 Infantes de Marina Voluntarios, quienes venían del entonces PFA63 en Puerto López. Este personal además venía acompañado por un GIL de Contraguerrilla del Batallón de Fusileros de IM Nº 5, conformado por el Señor TECIM Alberto Alvarado Reyes, 3 Suboficiales y 18 Infantes de Marina Voluntarios, lo que obligó a desarrollar unas nuevas instalaciones para la Unidad, las cuales se lograron adelantar gracias al apoyo decidido de la Gobernación del Departamento de Arauca.

 

PUESTO FLUVIAL AVANZADO Nº 56 – INÍRIDA

Creado y activado en el año de 1.992, funcionó inicialmente en la Población de Inírida, en un terreno donado por la Alcaldía, en la manzana 132 del Barrio La Granja, dependiendo administrativamente de la Flotilla Fluvial del Oriente, a partir del 30 de octubre de 1997, se le cambió la denominación a PFA-92, orgánico del BAFLIM51; en el año de 1999, luego de fusionarse con el PFA90 (Maviso) fue transformado en Batallón Fluvial y se trasladó a la nuevas instalaciones en el sector denominado “El Coco”, construidas con apoyo del Gobierno de los Estados Unidos.

 

 PUESTO FLUVIAL AVANZADO Nº 51   EL BARRANCÓN – GUAVIARE.

Los primeros Infantes de Marina llegaron en el mes de abril de 1988 a esta guarnición,  era un grupo conformado por  Comandos entre Oficiales y Suboficiales e Infantes de Marina  del Grupo de  Fuerzas Especiales de I.M. que integraban  dos Elementos de Combate Fluvial, ocuparon  improvisadas  bases de patrullaje adjuntas al Ejercito en las poblaciones de Puerto Nuevo y la Carpa, cumpliendo misiones de soberanía y apoyo  en la ejecución de operaciones del Ejercito Nacional a ordenes del Comando  del Batallón Serviez.

Los dos Elementos de  Combate Fluvial que se delegaron para esta guarnición  estuvieron conformados por  cuatro (04) botes  tácticos de 13 pies movilizados por motores fuera de borda  de 40 HP llevando a bordo armamento, munición, combustible y provisiones; a mediados del año 1989, se les asignó un bote tipo administrativo a cada Elemento.

El día 16 de julio de 1991, llegaron a la guarnición los 03 primeros botes tipo Piraña con tripulados con 01-05-13 y con el armamento, munición y equipo de dotación para renovar un Elemento de Combate Fluvial, el cual fue ubicado en las inmediaciones de San José del Guaviare, agregado a la base del Ejercito del Batallón Joaquín Paris.

 En Diciembre de 1991, se establece el Puesto Fluvial Avanzado de I.M. en el área de El Barrancón, cuando fueron asignados otros tres (3) botes tipo “Piraña”  para renovar el otro elemento de Combate Fluvial. En Septiembre de 1992 arribó a San José del Guaviare con destino al Barrancón una comisión de personal Norteamericano que iniciaría la construcción del las instalaciones del puesto, las cuales fueron entregadas el 10 de junio de 1993. Esta unidad fue creada y activada formalmente mediante Disposición 006 COARC, del 31 de mayo de 1993, donde se dispuso que fuera orgánica y dependiente de la Flotilla Fluvial del Oriente, y se agregó a la Organización de la Fuerza Naval Fluvial.

 Las instalaciones construidas por los Ingenieros militares de los EE.UU., eran en material prefabricado, que además de presentar deterioro prematuro, no ofrecían las mejores condiciones de seguridad y comodidad para las tropas, por lo que la Institución desarrollo nuevos proyectos de infraestructura para reemplazarlas por construcciones de material.

 Desde su llegada a esta región los Combatientes Fluviales, han obtenido valiosísimos resultados operacionales pero asimismo han tenido que colocar una altísima cuota de sacrificio cayendo en combate insignes Comandos como los señores TECIM Márquez Duran Jorge, CSCIM Baldiris Hernández Calet, IMVL Rodríguez Gómez Harol, IMVL Castro Ríos Francisco  e IMVL Barcasnegras Mendoza Iván, que en paz descansen, quienes perdieron sus vidas el día  21 de diciembre de 1988, en una emboscada perpetrada por guerrilleros del frente Alias Tiro Fijo, en  el sector de caño Tigra, ubicado entre la Carpa y el Raudal.

 También cabe recordar los lamentables hechos ocurridos el 19 de julio de 1991, cuando perdieron la vida el Subteniente de I.M. Jaime Eduardo Cárdenas Gómez, el Cabo Segundo de I.M. Londoño Vargas Guillermo y el Infante de Marina Voluntario Ricardo Carleo Pacheco, que en paz descansen, durante un cruento ataque de narcoterroristas pertenecientes al Ejército Movimiento Bolivariano y a los frentes VI, XLIV de autodenominadas FARC en el caserío Barranco Colorado, río Ariari.

 

PUESTO FLUVIAL AVANZADO Nº 72   ARC URABÁ – MATUNTUGO (ANTIOQUIA)

Inicialmente el puesto fue establecido en 1992, por la Primera Brigada de Infantería de Marina, con 02-06-60, que se ubicaron en las ruinas de las instalaciones donde funcionó una empresa maderera, en el extremo occidental del Golfo de Urabá, en la desembocadura del río Atrato quedando bajo mando operacional del Apostadero Naval Nº 13.

Posteriormente la unidad fue creada y activada mediante Disposición 004 COARC, del 05 de abril de 1993, donde se dispuso que sería orgánica y dependiente de la Fuerza Naval Fluvial.

 

PUESTO FLUVIAL AVANZADO Nº 80 – GUAPI (CAUCA)

La historia de las tropas de Infantería de Marina en el Municipio de Guapí, Cauca data de septiembre de 1991, cuando se efectuaron operaciones de registro y control en el área general del municipio; en esa oportunidad las tropas se acantonaron en el Coliseo Municipal y en el Colegio San José. Al término de las operaciones el personal retorna a la Unidad de origen, que para ese entonces se conocía como el Batallón de Fusileros de I.M. Nº 2, con sede en Tumaco.

 Para el año 1992, regresan nuevamente las tropas a Guapí, a La Bonanza (finca del Instituto Colombiano para la Reforma Agraria INCORA). El alcalde alquila una casa y un terreno ubicado en el Barrio Champere, donde se establece el puesto dependiente del Batallón de Fusileros DE I.M. Nº 2, continuando su desarrollo en infraestructura y dotación y recibiendo Elementos de Combate Fluvial y unidades a flote para el control de la vía Fluvial.

Mediante Disposición Nº 010 COARC del 30 de octubre de 1997, el Puesto fue asignado al Batallón Fluvial de I.M. Nº 51 y posteriormente elevado a la categoría de Unidad Táctica mediante Disposición 002-COARC de fecha 15 de enero de 2002, con el nombre de Batallón Fluvial de I.M. Nº 40 y posteriormente como BAFLIM10, mediante Disposición 008-COARC- del 10 de mayo de 2002.

 

CAPITULO II 

COMANDO DE UNIDADES FLUVIALES DE INFANTERÍA DE MARINA – CUFIM (1993-1997)

A finales del año 1993, la Infantería de Marina logró que se autorizara la creación del Comando de Unidades Fluviales de I.M. (CUFIM), mediante Directiva Permanente Nº 021 y Oficio Nº 7265-CARMA-375 de fecha 22 de septiembre de 1993, con el propósito de asumir el mando administrativo de todos los Elementos de Combate Fluvial y de los Puestos Fluviales Avanzados de Puerto López, Arauca, El Barrancón (Guaviare) e Inírida y posteriormente los Puestos Fluviales Avanzados de Maviso y Nueva Antioquia, que fueron activados a partir del año 1995.

 El Comando de Unidades Fluviales pasó a depender directamente del Comando de Infantería de Marina y con puesto de mando en Bogotá, siendo su primer y único comandante el señor Teniente Coronel de I.M. FERNANDO CASILIMAS ROMERO.

La Oficina de Comando de esta unidad funcionó, inicialmente en un módulo del Comando de Infantería de Marina, junto con la sección de personal y operaciones a cargo del SVCIM. JAVIER HINCAPIÉ HERRERA y con la sección de control de material reservado a cargo del SMCIM. HUGO ELIECER MONROY; el área logística y de mantenimiento a cargo del SMCIM. ELISEO FRANCO funcionó en un espacio que le fue asignado en la Dirección de Abastecimientos de la ARC. Posteriormente y gracias a la gestión y al trabajo de quienes conformaban esta unidad, se construyó una segunda planta en el lugar donde funcionaba la sección logística de CUFIM en DIABA y se trasladó todo el Comando de la unidad a este lugar.

Cabe resaltar que la mano de obra requerida para el desarrollo de las instalaciones del CUFIM, fue aportada por el personal de la unidad y se recurrió únicamente a contratar un maestro de construcción que dirigió los trabajos.

A partir de julio de 1994 y con el objetivo de mejorar la seguridad en las operaciones se empiezan a complementar los Elementos de Combate Fluvial con el bote de Comando y Control, con lo que se incrementa el poder de fuego y se optimiza el control y las coordinaciones entre los botes que componen el Elemento.

Estos botes de Comando y Control, también se recibieron por los programas de ayuda del Gobierno de los Estados Unidos, tienen una eslora de 25 pies y son provistos con un montaje para ametralladora .50 en proa, un montaje para lanzagranadas MK-19 en popa y dos ametralladoras 7.62mm en los costados, además de equipos que le permiten comunicarse con los demás botes, con el buque nodriza, con en la base de apoyo y con unidades en tierra y aire.

Con la creación del Comando de Unidades Fluviales de I.M., se dio un impulso determinante al desarrollo las unidades fluviales en Colombia, siendo el punto de partida de una era de crecimiento, tecnificación y profesionalización de fuerza élite, que desarrolla una de las capacidades esenciales de la Infantería de Marina.

Un factor determinante en el desarrollo de las Unidades Fluviales, fue la creación del Grupo Móvil de Reentrenamiento, encabezado por el entonces TECIM. LUIS MIGUEL COTE y con personas de gran experiencia tanto en el campo pedagógico como en el área técnica como el SMCIM. Eulogio Valdelamar Cogollo, el Cabo Pablo Alonso Ortiz, quienes iniciaron una ardua tarea para reentrenar y capacitar al personal de las diferentes unidades, unificando criterios, normas y procedimientos tanto a nivel operativo como de mantenimiento, operación, empleo  y conservación de los botes y equipos, con el fin de crear una doctrina sólida, coherente y funcional, que ha permitido hacer de las Operaciones Fluviales una especialidad altamente profesional, eficiente y eficaz.

 Otro aspecto que bien vale la pena resaltar, tras la creación del Comando de Unidades, es la organización y el control que se inició al inventario de repuestos y materiales recibidos a través de los programas de ayuda del Gobierno de los Estados Unidos; indudablemente el apoyo recibido por dichos programas ha sido esencial para que las Unidades Fluviales hayan alcanzado el grado de desarrollo que tienen en la actualidad, para optimizar esta ayuda se hace necesario ejercer controles que permitan garantizar el uso adecuado de los bienes, esta era otra de las falencias que se presentaban antes de la creación del Comando de Unidades Fluviales, ya que los bienes se recibían como donación sin ser valorizados, contabilizados e inventariados de tal manera que se pudiera contar con un control efectivo de existencias, estadísticas de consumo e información sobre el apoyo recibido. Gracias al profesionalismo, la dedicación y el interés colocado por el personal del Almacén General del CUFIM, encabeza del SMCIM. MARCO FIDEL MEDINA GARAVITO, se inició la ardua tarea de levantar información sobre los precios y especificaciones del numeroso volumen de partes y repuestos que se había recibido en calidad de donación desde años anteriores, para contabilizarlos de acuerdo a las normas establecidas.

 

PUESTOS FLUVIALES AVANZADOS CREADOS DURANTE EL CUFIM

PUESTO FLUVIAL AVANZADO Nº 63 – PUERTO LÓPEZ (META)

 

El 18 de febrero de 1994 se creó el Puesto Fluvial Avanzado Nº 63, con sede en Puerto López; con el fin de adelantar operaciones fluviales en zona alta del río Meta y prestar apoyo logístico y de mantenimiento a las unidades fluviales de la Armada Nacional destacadas en el río Meta;  su primer Comandante fue el Señor MYCIM Álvaro Antonio Rico Hernández. Las instalaciones físicas del puesto, fueron construidas en 1994 por 30 Ingenieros Militares de la Armada de los Estados Unidos, en el sitio denominado como “Finca la Granada“, ubicada a 5 kilómetros aproximadamente de Puerto López, en la vía a Puerto Gaitán y a orillas del río Meta.

Esta unidad ha presentado problemas de inundaciones y erosión en la rivera por el desbordamiento del río Meta, lo que ha causado daños en las instalaciones y ha obligado  evacuar el puesto en varias ocasiones.

Las instalaciones construidas por los Ingenieros militares de los EE.UU., eran en material prefabricado, que además de presentar deterioro prematuro, no ofrecía las mejores condiciones de seguridad y comodidad para las tropas, por lo que la Institución desarrollo nuevos proyectos de infraestructura para reemplazarlas por construcciones de material tradicional (cemento y ladrillo).

 

PUESTO FLUVIAL AVANZADO Nº 82 – MAGANGUÉ (Bolívar)

Mediante Disposición Nº 015 COARC del 23 de junio de 1994, se crea y se activa a partir del 15 de junio de 1994, el Puesto Fluvial Avanzado Nº 82 Magangué, como unidad orgánica y dependiente de la Primera Brigada de Infantería de Marina, con puesto de mando en la localidad de Yatí – Bolívar, aledaña a la ciudad de Magangué.

La activación de esta unidad, fue fundamental para consolidar la seguridad para la navegación fluvial por la principal arteria fluvial de Colombia, y para garantizar el transporte de hidrocarburos y una diversidad de mercancías desde y hacia el interior del País, que para comienzos de la década de los 90, sufrió una terrible ola de violencia, que obligó a la Infantería de Marina a embarcar una escuadra de Infantes del Batallón de Fusileros de I.M. Nº 3 y del Batallón de Fuerzas Especiales, en cada uno los remolcadores de las principales empresas transportadoras, en los cuales fue necesario construir trincheras con sacos terreros y otro materiales para hacer frente a los narcoterroristas que se empeñaban en impedir su navegación.

 Tras la activación del Puesto Fluvial Avanzado Nº 82, la responsabilidad por la seguridad los remolcadores que transportan hidrocarburos y productos relacionados, por el río Magdalena fue delegada al Comando de las Unidades Fluviales de I.M. logrando mayor eficiencia en el empleo del personal y los medios ya que se concentró la seguridad en los puntos críticos y se limitó el embarque de tropas a bordo de los remolcadores a la zona del Magdalena Medio.

 Varios Infantes de Marina, ofrendaron su vida en cumplimiento de esta noble causa y muchos resultaron heridos en los ataques que eran inminentes cada vez que una embarcación pasaba por los sitios críticos que se presentan en el trayecto Barrancabermeja – Cartagena, especialmente en el sector del Magdalena Medio.

 

PUESTO FLUVIAL AVANZADO Nº 58 – MAVISO

En el año de 1995, se reactiva el Puesto Fluvial Avanzado Nº 58 – Maviso (Guainía), el cual fue activado inicialmente el 7 de enero de 1981, mediante Directiva Nº 002 –CBPN-2-S-3-162, con el fin de ejercer la Soberanía Nacional en la frontera oriental de Colombia. Las instalaciones de esta unidad, se encuentran ubicadas en una “gran piedra” que forma una especie de isla surcada por el río Atabapo y una zona inundable y pantanosa que impide el desarrollo de las áreas y dependencias características de una unidad militar.

Este Puesto fue reactivado con un pelotón de seguridad conformado por 01-06-36 (Infantes Regulares) y un Elemento de Combate Fluvial conformado por 01-05-19 (Infantes Profesionales), bajo el mando administrativo del Comando de las Unidades Fluviales de I.M. y fue desactivado en el año de 1999.

 

ESTACIÓN NAVAL DE NUEVA ANTIOQUIA

 En agosto de 1995, mediante Disposición 010 del Comando de la Armada de  fecha 18 AGO/95, se crea y activa la Estación Naval de Nueva Antioquia (Vichada) ENNA, como unidad orgánica y dependiente del Comando de Infantería de Marina; a raíz de un ataque perpetrado por subversivos del ELN al Puesto Fluvial fronterizo de Cararabo, Venezuela unos meses antes; su primer comandante fue el entonces CTCIM. Sergio Serrano Álvarez, inicialmente se le asignó una unidad  fluvial mayor de la Flotilla Fluvial del Oriente (ARC JULIO CORREA) y un elemento de combate fluvial del Comando de Unidades Fluviales.

En abril de 1996,  el Comando General decidió crear el Comando Unificado del Oriente con componentes de cada Fuerza, debido a los incidentes fronterizos ocasionados por los grupos guerrilleros colombianos contra unidades militares y ciudadanos venezolanos, lo que impulsó el desarrollo de la Estación Naval de Nueva Antioquia.

En el año 1997, se le cambió la denominación pasando a llamarse Puesto Fluvial Avanzado Nº 88; durante este año, se construyó en la Unidad una cancha múltiple, la estación de radio, la caseta para planta eléctrica, 6 garitas reforzadas y el alojamiento para Suboficiales e Infantes de Marina, dentro de un gran proyecto de construcción para el Puesto, entregado parcialmente para su funcionamiento el 21 de noviembre de 1997.

En junio de 1998 asume el Comando del Puesto Fluvial Avanzado Nº 88 el Señor CTCIM Cristian Solano Vargas, quien en septiembre del mismo año, sufre un accidente en un campo minado instalado para seguridad de las instalaciones y debiendo ser reemplazado por el Señor entonces CTCIM Jair Gómez Galván. Durante este período fueron construidos los dos tanques elevados para almacenamiento de agua.

 La construcción de las infraestructura de este Puesto demandó un gran esfuerzo debido a lo aislado de la región, pero se ha convertido en un excelente punto de apoyo y control para el desarrollo de las operaciones fluviales en la zona media del río Meta y para el ejercicio de la soberanía en una amplia zona de frontera con la república Bolivariana de Venezuela.

 

CAPITULO III

 BATALLÓN FLUVIAL DE INFANTERÍA DE MARINA Nº 51 – BAFLIM51 (1997-1999)

En el año de 1997, mediante disposición 010 COARC del 30 de octubre de 1997, se creó y activó el Batallón Fluvial de I.M. Nº 51, unidad que tuvo como primer y único comandante al entonces TCCIM. FERNANDO ORTIZ POLANÍA. Este Batallón reemplazó al Comando de Unidades Fluviales y agrupaba a los siguientes puestos: Puesto Fluvial Avanzado Nº 80 – Guapí (Cáuca), Puesto Fluvial Avanzado Nº 81 – Yatí (Bolívar), Puesto Fluvial Avanzado Nº 82 – Puerto López (Meta), Puesto Fluvial Avanzado Nº 83 – Matuntugo  (Antioquia), Puesto Fluvial Avanzado Nº 84 – Arauquita (Arauca), Puesto Fluvial Avanzado Nº 88 – Nueva Antioquia (Vichada), Puesto Fluvial Avanzado Nº 90 – Maviso (Guainía), Puesto Fluvial Avanzado Nº 92 – Inírida y Puesto Fluvial Avanzado Nº 94 – El Barrancón (Guaviare), así mismo a todos los elementos de combate fluvial existentes en el País.

 la organización tipo Batallón permitió implementar una plana mayor bien estructurada logrando mayor eficiencia y eficacia en el control y soporte administrativo de los Puestos Fluviales y Elementos de Combate Fluvial, se incrementó en entrenamiento, se mejoró ostensiblemente el nivel de alistamiento operacional y los resultados operacionales de los Elementos de Combate Fluvial.

 Para este año, se recibió una importante inyección de recursos para la creación de nuevos elementos de combate fluvial, con los cuales se adquirieron 60 botes tipo Caribe a la empresa Eduardoño, que ganó la licitación pública que se abrió para tal fin; estos botes se recibieron con motores fuera de borda Yamaha, que no dieron muy buenos resultados y con el tiempo fueron paulatinamente reemplazados por motores marca Johnson Evinrude, que ha sido la marca de motor estándar de los botes tipo piraña y anguila.

 Con los botes tipo Caribe se renovaron 3 ECF antiguos que aún quedaban pendientes por cambio de botes y se activaron 12 nuevos elementos de combate fluvial, alcanzando de esta manera a al finalizar la década de los 90 un total de 30 ECF modernos.

 Aunque el cambio de los botes de 13 y 17 pies por botes tácticos y botes de comando y control tipo Piraña significó un salto gigantesco en capacidades de los Elementos de Combate Fluvial, pronto se hizo evidente que estos botes por sí solos no llenaban los requisitos para desarrollar operaciones en profundidad, ni sostenidas en el tiempo, debido a su autonomía e infraestructura, por lo que cuando las circunstancias operacionales lo requieren se hace necesario conformar un Grupo de Combate Fluvial (GCF) integrado por dos elementos de combate fluvial, una lancha nodriza (patrullera de apoyo fluvial) y un grupo de asalto fluvial; con este esquema de maniobra se han realizado importantes operaciones fluviales que han permitido recuperar el control en apartadas regiones del País que los narcoterroristas habían tomado bajo su dominio y autoridad, aprovechando que por las dificultades geográficas y por las limitaciones de la Fuerza Pública y otras de Instituciones no existía una presencia notoria y activa del Estado.

 En 1999, teniendo en cuenta los ataque en masa de los grupos narcoterroristas, que habían arrojado la toma de algunas bases militares en diferentes regiones del País y dadas las condiciones geográficas del terreno donde se encontraba el Puesto Fluvial Avanzado Nº 90 – Maviso, que no permitían del desarrollo de una adecuada infraestructura para el incremento del pie de fuerza y para la construcción de un adecuado sistema de defensa, se tomó la decisión de levantar el mencionado puesto, fusionándolo con  el Puesto Fluvial Avanzado Nº 92 – Inírida.

 CAPITULO IV 

BRIGADA FLUVIAL DE INFANTERÍA DE MARINA – BRIFLIM (1999 hasta la fecha)

Para el año 1999 la Infantería de Marina contaba con 30 Elementos de Combate Fluvial modernos y tripulados con Infantes de Marina Voluntarios, además de 9 puestos Fluviales Avanzados, sobre los ríos Putumayo, Orinoco, Meta, Guaviare, Arauca, Inírida, Magdalena y Atrato agrupados bajo el mando del Batallón Fluvial de I.M. Nº 51; mientras que la Fuerza Naval Fluvial, continuaba con el manejo de las Unidades Fluviales Mayores, a través de las Flotillas Fluviales del Magdalena y del Oriente.

 En Junio de 1999, el Comando de la Armada para esa época en cabeza del señor Almirante SERGIO ENRIQUE GARCÍA TORRES, aprobó la ambiciosa y visionaria propuesta del Comando de Infantería de Marina liderada por el señor MGCIM. LUIS EDUARDO PEÑUELA ANZOLA, y ordenó crear y activar la Brigada Fluvial de Infantería de Marina a partir del 5 de agosto de 1999, mediante Disposición Nº 008 COARC del 02 junio de 2009, fusionando la Fuerza Naval Fluvial y el Batallón Fluvial de I.M. Nº 51, con el propósito de colocar bajo una sola bandera la dirección, organización y control de las embarcaciones pertenecientes a las antiguas Flotillas Fluviales del Magdalena y del Oriente y los elementos de combate fluvial que tenía la Infantería de Marina, asumiendo el mando operacional y buscando integrar a todas las Unidades Fluviales del País, bajo una misma doctrina y criterios que permitan innovar en la organización y en procedimientos para la ejecución de las Operaciones Fluviales.

 El Comando de la Brigada Fluvial de I.M. inició labores en las instalaciones donde funcionó el Batallón Fluvial de I.M. Nº 51 y posteriormente en el año 2000, se trasladó a unas nuevas instalaciones dentro de los predios del Batallón de Seguridad de Infantería de Marina.

La Brigada Fluvial de I.M. fue activada en Puerto Leguízamo (Putumayo) por el presidente Andrés Pastrana y el jefe del Comando Sur de Estados Unidos, General Charles Wilhelm, donde asumió como primer comandante el señor CRCIM. JAVIER LEGUIZAMÓN CARRANZA. Inicialmente fue conformada por cinco batallones fluviales tripulados por aproximadamente 3.500 hombres, que corresponden a la siguiente denominación y organización:

 BAFLIM50: con puesto de mando en Turbo, Antioquia y con las siguientes unidades subalternas: PFA52 en Matuntugo y proyectado el PFA51 en Quibdó y un Grupo de Combate Fluvial en el Atrato.

 Se le asignó la responsabilidad fluvial sobre el río Atrato y sus afluentes. Este Batallón se inauguró el 3 de agosto de 1999, al mando del Señor TCCIM Nicolás Montenegro Montenegro. Se le asignó el Buque de Apoyo Fluvial ARC Guillermo Londoño, las PRF Monclart, Calamar y Caucayá y 3 ECF, con lo cual se inician operaciones ofensivas hasta Quibdó.

 BAFLIM60: con puesto de mando en Yatí, Bolívar; organizado con un GCF en Barrancabermeja, un GCF en Yatí, un GCF en el Canal del Dique y proyectado un GCF en San Marcos y un GCF en el río Cauca. Se le asignó la responsabilidad fluvial sobre los ríos Magdalena, Cauca, San Jorge y sus afluentes.

 Esta unidad se inició su funcionamiento en las instalaciones de la Flotilla Fluvial del Magdalena en Barrancabermeja, a partir del 4 de agosto de 1999. El primer Comandante del Batallón Fluvial Nº 60, fue el Señor Teniente Coronel de I.M. Fernando Plata Rozo, quien inició el traslado de la parte administrativa de la antigua Flotilla Fluvial del Magdalena de Barrancabermeja a Yatí; quedando finalmente el PFA61, en las instalaciones de la desactivada la Flotilla Fluvial del Magdalena.

 BAFLIM70: con puesto de mando en Puerto Carreño, Vichada; organizado con el PFA71 en Puerto López, el PFA73 en Nueva Antioquia, el PFA74 en Arauca y un GCF para los ríos Orinoco y Meta. Proyectado el PFA72 en Orocué. Se le asignó la responsabilidad fluvial sobre los ríos Meta, Arauca, parte Orinoco y sus afluentes. Esta unidad inició su funcionamiento en las instalaciones de la desactivada Flotilla Fluvial del Oriente.

 BAFLIM80: con puesto de mando en Puerto Inírida, Guainía; organizado con el PFA81 en San José del Guaviare, GCF en Inírida y proyectado el PFA82 en Barrancominas, PFA83 en Maviso, PFA84 en San Felipe. Se le asignó la responsabilidad fluvial sobre los ríos Guaviare, Inírida, Atabapo, Negro, parte del Orinoco y sus afluentes.

 BAFLIM90: con puesto de mando en Puerto Leguízamo, Putumayo; organizado con el PFA91 en Monclart, PFA92 en El Encanto, Amazonas, PFA93 en Tres Esquinas, Caquetá, GCF en Puerto Leguízamo, GCF en La Tagua y la Escuela de Combate Fluvial. Se le asignó la responsabilidad fluvial sobre los ríos Putumayo, Caquetá, Orteguaza, Caguán y sus afluentes.

El 2 de junio de 2002, los Batallones Fluviales existentes, cambiaron de denominación mediante Resolución 0718-Ministerio de Defensa Nacional, 27 JUN/02 que aprueba la Disposición 027-CGFFMM- del 11 de junio de 2002 y esta a su vez aprueba la Disposición 008-COARC-  del 10 de mayo de 2002, así:

BAFLIM10 (BAFLIM40) – Guapí, Cauca

BAFLIM20 (BAFLIM50) – Turbo, Antioquia; PFA21 (PFA51) en Matuntugo, Antioquia.

BAFLIM30 (BAFLIM60) –Yatí, Bolívar; PFA31 (PFA61) en Barrancabermeja, Santander; PFA32 en Calamar, Bolívar – Proyectado; PFA33 en San Marcos, Sucre – Proyectado.

BAFLIM40 (BAFLIM70) – Puerto Carreño; PFA41 (PFA71) en Puerto López, Meta; PFA42 (PFA73) en Nueva Antioquia, Vichada; PFA43 (PFA74) en Arauca.

BAFLIM50 (BAFLIM80) – Puerto Inírida; PFA51 (PFA81) en El Barrancón, Guaviare; PFA52 en Barrancominas – Guaviare.

BAFLIM60 (BAFLIM90) – Puerto Leguízamo; PFA61 (PFA91) en El Encanto, Amazonas; PFA62 (PFA92) en Tres Esquinas, Caquetá; PFA63 (PFA93) en La Tagua, Putumayo.

El 7 de julio de 2004, mediante Disposición Nº 006-CARMA-7 jul/2004, Artículo 3º se modifica parcialmente el Artículo Tercero de la Disposición Nº 008 del 10 de mayo de 2002, en el sentido de indicar que el Componente Naval (COMPNAV) dependencia de la Brigada Fluvial de Infantería de Marina bajo TOE 3-07-92, a partir de la fecha se denominará Departamento de Unidades Fluviales (DUF).

 Desde que se asumió el mando administrativo de los Elementos de Combate Fluvial, por parte de la Infantería de Marina, se logró además del desarrollo y organización de estas unidades, un incremento significativo en los resultados operacionales, debido a que a factores como: mayor grado de alistamiento, mejor capacitación y entrenamiento, mejor dotación y equipamiento, mayor eficiencia y efectividad en las operaciones, mejor manejo estadístico de la información, mayor sentido de pertenencia y espíritu combativo.

 Tras la activación de la Brigada Fluvial y al asumir mando operativo de todas las Unidades Fluviales del País, la Armada Nacional obtuvo un incremento vertiginoso en los resultados operacionales, por la nueva dinámica de las operaciones y por el control estadístico minucioso que se implementó en el Comando de la Brigada Fluvial mediante la Instalación del Sistema de Información Fluvial, el cual permitió que se contabilizaran detalladamente todos los datos obtenidos en el área de operaciones.

 Sin embargo el mando operacional de las Unidades Fluviales, en cabeza del Comando de la Brigada Fluvial, presentaba inconvenientes en cuanto a oportunidad, tramitología, dificultades de apreciación real y detallada de la situación operacional, vulnerabilidad en el manejo de la información clasificada, entre otros, lo cual conllevó a que a partir del año 2002, delegara el mando operacional de las Unidades Fluviales en cabeza de los Comandantes de las Unidades Operativas que tienen jurisdicción terrestre en las áreas de responsabilidad fluvial.

 

CAPITULO V 

BRIGADA FLUVIAL DE INFANTERÍA DE MARINA Nº 2. – BRIFLIM2  (2004 hasta la fecha)

  La región pacifica recibe en su seno las unidades de Infantería de Marina a partir del mes de febrero de 1955 cuando el comando de la armada dispone el traslado de una compañía de Infantería de Marina a las instalaciones de la base Aérea Germán Olando ubicada frente a Buenaventura y mas conocida como Isla Naval. El comando de infantería de marina reorganiza sus unidades elaborando tablas de organización y equipo. En 1981 se activa el Batallón de Fusileros de I.M. Nº 2 (Bafim2) con puesto de mando en  Tumaco. El Ministerio de Defensa mediante Resolución 015 del 28 julio 1989 dispuso la creación del Batallón de Fusileros de I.M. Nº 6  con puesto de mando en Bahía Solano – Choco.

Por el desarrollo propio de la institución, así como la inmensa importancia que ha tomado a nivel orbital la cuenca del Pacifico hacían necesaria la  creación de una unidad operativa, con la capacidad e independencia para manejar, controlar y dirigir  las operaciones de control del orden publico en tan vasta e importante región del País. Así fue como el alto mando ha tomado la acertada  la decisión de activar la Segunda Brigada de Infantería de Marina, mediante D.T. Nº 043/94 CARMA – CIMAR junio 28/1994, unidad operativa menor, que tendrá el control de toda la jurisdicción terrestre de la Armada Nacional en los departamentos del Choco, Valle, Cauca y Nariño. La creación de la Segunda Brigada, implicara un mayor  desarrollo de la infantería de marina en el occidente del país y por ende repercutirá en un mejor control del orden publico en tan vital región de Colombia. De allí la importancia de este nuevo paso que esta dando nuestro cuerpo de infantería de marina a puertas del siglo XXI, al cual ya se le denomina el siglo de la cuenca del pacifico.

 El 26 de febrero de 1995 mediante imponente ceremonia militar es activada en forma definitiva la Segunda Brigada de I.M. y como sede administrativa del comando se designan las instalaciones de la antigua Zona Franca (Buenaventura – Valle) desde donde se ejerce el control y el empleo de las unidades de Infantería de Marina en la Región del Pacifico Colombiano.

La responsabilidad fluvial y terrestre de la infantería de marina, de la armada nacional, en el pacífico colombiano, se contabiliza desde el punto de la más alta marea, veinte kilómetros en profundidad desde límites con panamá hasta límites con la república del ecuador. los municipios que cuentan con la presencia permanente de la infantería de marina, en el pacífico, de norte a sur son: Juradó, Bahía Solano, Nuquí, Pizarro, Docordó; en el Chocó; Buenaventura en El Valle del Cauca, Timbiquí y Guapi en el Cauca, La Tola, Iscuandé, Mosquera, Satinga, Salahonda, El Charco y Tumaco en Nariño entre otros.

 A partir del 16 de diciembre de 2004, mediante Disposición Nº 021 COARC de fecha 16 DIC/04, en desarrollo de los planes de reestructuración de la Infantería de Marina, se le cambia la denominación de BRIM2, a Segunda Brigada Fuvial de Infantería de Marina y se reorganizan las unidades tácticas.

 La Brigada Fluvial de I.M. Nº 2 en la actualidad cuenta con 10 unidades tácticas todas ubicadas en el Litoral Pacifico Colombiano.

  1. Batallón de Asalto Fluvial de I.M. Nº 1 (Buenaventura – Valle)
  2. Batallón de Asalto Fluvial de I.M. Nº 3 (Bahía Solano – Choco)
  3. Batallón de Asalto Fluvial de I.M. Nº 5 (Bahía Solano – Choco)
  4. Batallón de Asalto Fluvial de I.M. Nº 4 (Bahía Málaga – Buenaventura)
  5. Batallón Fluvial de I.M. Nº 80 (Buenaventura – Valle)
  6. Batallón Fluvial de I.M. Nº 10 (Guapi – Cauca)
  7. Batallón Fluvial de I.M. Nº 70 (Tumaco – Nariño)
  8. Batallón de Comando y Apoyo de I.M. Nº 3 (Buenaventura – Valle)
  9. Agrupación de Fuerzas Especiales Urbanas Nº 2 (AFEUR2) Buenaventura – Valle
  10. Grupo de Acción Unificada por la Libertad Personal (GAULA) Buenaventura – Valle.

 

CAPITULO VI 

GRUPO DE TAREA FLUVIAL “OMEGA” – GTFO (2004 hasta la fecha)

BRIGADA FLUVIAL DE INFANTERÍA DE MARINA Nº 3. – BRIFLIM2  (Próximamente)

 Como contribución de la Armada Nacional a la conformación de la Fuerza de Tarea Conjunta Omega, creada por el Comando General de las Fuerzas Militares para desarrollar operaciones militares en los departamentos de Caquetá, Guaviare y Meta, se conformó el Grupo de Tarea Fluvial Omega mediante Disposición Nº 001 COARC del 16 de febrero/04, destinando y agregando las siguientes unidades a la mencionada Fuerza de Tarea Conjunta:

  • Unidad de Tarea Fluvial del Caquetá, conformada por El Puesto Fluvial Avanzado Nº 61 (La Tagua), 9 Elementos de Combate Fluvial del Batallón Fluvial de I.M. Nº 60 y las siguientes unidades a flote: ARC Filigonio Hichamón, ARC Mitú, ARC Tarapacá, 03 TBT y 02 Bongos.
  • Unidad de Tarea Fluvial del Guaviare, conformada por el Puesto Fluvial Avanzado Nº 51 (San José del Guaviare), 3 Elementos de Combate Fluvial del Batallón Fluvial de I.M. Nº 50, un Elemento de Combate Fluvial del Batallón Fluvial de I.M. Nº 20 y un Elemento de Combate Fluvial del Batallón Fluvial de I.M. Nº 30, las siguientes unidades a flote: ARC Ariari y ARC Inírida.
  •  Un Batallón de Asalto Fluvial (BASFLIM2)

 

 BRIGADA FLUVIAL DE INFANTERÍA DE MARINA Nº 3

Con el fin de fortalecer la capacidad operacional de la Armada Nacional en el sur del País, y negarle a los grupos narcoterroristas la oportunidad de reorganizarse para fortalecer sus estructuras y retomar su capacidad delictiva en esa región de la Patria, dando cumplimiento a los objetivos propuestos por el Gobierno Nacional dentro de la Política de Consolidación de la Seguridad Democrática, se creará y activará la Brigada Fluvial de I.M. No. 3, Batallón Fluvial de I.M. No. 90 y Batallón Fluvial de I.M. No. 100, cambiando de denominación el Grupo de Tarea Fluvial, Unidad de Tarea Fluvial del Caquetá, Unidad de Tarea Fluvial del Guaviare y agregando a esta nueva Unidad el Batallón Fluvial de I.M. No. 60 y el Batallón de Asalto Fluvial de I.M. Nº 2.

La activación de esta nueva unidad se llevará a cabo el 12 de octubre de 2009, en ceremonia especial que ser realizará en Puerto Leguízamo, donde quedará el Puesto de Mando.

 

 

CAPITULO VII 

CONSTRUCCIÓN PATRULLERAS DE APOYO FLUVIAL – PAF

 

La necesidad de realizar operaciones fluviales de profundidad y sostenidas en el tiempo llevó a los ingenieros de la Armada Nacional a diseñar plataformas especializadas para brindar apoyo de logístico y apoyo de fuego a los elementos de combate fluvial. De esta forma en 1998 se da inicio a la construcción de la primera patrullera de apoyo fluvial y a la fecha ya se completan 8 buques de este tipo, en los Astilleros de la Corporación de Ciencia y Tecnología para el Desarrollo de la Industria Naval, Marítima y Fluvial – COTECMAR. Con base en la experiencia, las pruebas de campo y los requerimientos del área de operaciones, COTECMAR ha adelantado un juicioso proceso de mejoramiento de estas unidades, por lo que se han clasificado por generaciones, así:

 

ARC “CPCIM. Guillermo Londoño Vargas”, PAF de Primera Generación.

Construida en abril de 2000, lleva su nombre en memoria del señor Cabo Primero de Infantería de Marina GUILLERMO LONDOÑO VARGAS (q.e.p.d.), quien ingresó a la Institución el 1 de enero de 1986, y se convirtió en héroe de la Patria al ofrendar su vida en desarrollo de una operación fluvial, cuando se desempeñaba como comandante de un bote del Elemento de Combate Fluvial 50-1, en un cruento ataque perpetrado por bandoleros pertenecientes al Ejército Movimiento Bolivariano y los Frentes VI, XLIV de autodenominadas FARC en el caserío Barranco Colorado, río Ariari, sector de Puerto Rico – Meta, el 19 de julio de 1991. Donde también falleció el Comandante del Elemento y un Infante de Marina Voluntario.

El ARC “CPCIM. Guillermo Londoño Vargas”, se encuentra operando actualmente en el río Atrato.

  

ARC “SSCIM. Senén Alberto Araujo”, PAF de Primera Generación.   

Construida en octubre de 2000, lleva su nombre en memoria del señor Sargento Segundo de Infantería de Marina SENÉN ALBERTO ARAUJO BELLO (q.e.p.d.), quien el 21 de agosto de 1996, se convirtió en héroe de la Patria al ofrendar su vida durante el desarrollo de una operación de registro y control fluvial, en el río Vaupés, mientras se desempeñaba como comandante de un bote de ECF, cuando se adentró por un caño angosto del mencionado río, al ser atraído por un señuelo cayendo en una cruenta en una emboscada donde pierde la vida junto con la mayoría de la tripulación de su bote.

 El ARC “SSCIM. Senén Alberto Araujo”, se encuentra operando actualmente en el río Magdalena.

 

ARC “TNCIM. Mario Alonso Villegas”, PAF de Segunda Generación – 2003.

Construida en mayo de 2004, lleva su nombre en memoria del señor Teniente de Navío de Infantería de Marina Mario Alonso Villegas (q.e.p.d.), quien se graduó como Subteniente en diciembre de 1997,  realizar los cursos de Combate Fluvial, Contraguerrilla Rural, Rads, Antiterrorismo urbano, Jefe de Salto, Explorador y titularse como Comando Anfibio, pasó a integrar la agrupación de Fuerzas Antiterroristas Urbanas del Comando General de las Fuerzas Militares donde participó y desarrollo operaciones antiterroristas a lo largo y ancho del País.

 El 16 de Octubre de 2002, durante el desarrollo de la operación “Orión”, en la recuperación de la comuna 13 de Medellín, cayó herido de muerte por las balas asesinas del terrorismo.

El ARC “”TNCIM. Mario Alonso Villegas”, se encuentra operando actualmente en el Pacífico Colombiano.

 

ARC “TECIM Tony Enrique Pastrana Contreras”, PAF de Segunda Generación 

Construida en mayo de 2004, lleva su nombre en memoria del señor Teniente de Infantería de Marina Tony Enrique Pastrana Contreras (q.e.p.d.), quien luego de ser suboficial, ingresó a la escuela naval graduándose como Subteniente con todos los honores por ocupar el primer puesto de la promoción y continuando con una prometedora carrera que llena de reconocimientos por su destacado trabajo.

El 29 de Agosto de 1.995, siendo Comandante de un Gil de Contraguerrillas del Batallón de Fusileros de Infantería de Marina No.5 en Corozal – Sucre; se encontraba disfrutando de cinco días de permiso, concedidos por el comandante de la unidad, por excelentes resultados operacionales, al enterarse del trágico hecho donde su Comandante de Batallón el señor Teniente Coronel Alfredo Persand Barnes (Q.E.P.D), había sido emboscado en el área general del Salado (Bolívar), se presentó voluntariamente y solicitó asumir el mando de la patrulla que realizaría la operación de rescate.

Después de presentarse un cruento combate con los terroristas, al momento de acercarse al vehículo donde se encontraba el cuerpo sin vida del Coronel Persand, el TECIM Tony Enrique Pastrana Contreras (q.e.p.d.), fue alcanzado por una bala de un francotirador que le produjo la muerte.

El ARC “TECIM Tony Enrique Pastrana Contreras”, se encuentra operando actualmente en el Río Putumayo, desde octubre de 2004.

 

ARC “CTCIM Jorge Moreno Salazar”, PAF de Tercera Generación. 

Construida en noviembre de 2004, lleva su nombre en memoria del señor Capitán de Infantería de Marina Jorge Moreno Salazar (q.e.p.d.), oriundo de Bogotá, quien se graduó como Subteniente de I.M. el primero de junio de 1991 y falleció el 2 de diciembre de 1997, en un enfrentamiento con terroristas del frente 37 de las FARC, en la vía que conduce de San Jacinto a la Estación Repetidora de Cerro Maco, a la altura del corregimiento El Naranjal, San Jacinto – Bolívar. El entonces Teniente de I.M. Jorge Moreno Salazar (q.e.p.d.), dirigía operaciones de restablecimiento del orden público quebrantado por los narcoterroristas que venían atentando contra la población civil y contra la infraestructura energética de la región.

El ARC “CTCIM Jorge Moreno Salazar “, se encuentra operando actualmente en el Pacífico Colombiano.

 

ARC ” TFEIM Juan Ricardo Oyola Vera” PAF de Tercera Generación.

Construida en junio de 2007, lleva su nombre en  memoria del señor TFEIM Juan Ricardo Oyola Vera, q.e.p.d., quien en desarrollo de la operación Jupiter en el área de responsabilidad del PFA-41, sector San Miguel, Meta, el 24 de junio de 2004, fue herido de gravedad cuando en Elemento de Combate Fluvial que comandaba, fue atacado por un grupo de autodefensas ilegales. En la maniobra de avance frontal hacia el enemigo, un proyectil alcanzó la humanidad del señor TFEIM Juan Ricardo Oyola Vera, por lo cual fue evacuado inicialmente a Yopal y posteriormente al Hospital Militar Central, donde una semana después, entrega su alma al supremo Creador.

El ARC “TFEIM Juan Ricardo Oyola Vera”, se encuentra operando actualmente en el Pacífico Colombiano.

 

ARC “TECIM Freddy Alexander Pérez Rodríguez”, PAF de Tercera Generación.

Construida en marzo de 2009, lleva su nombre en memoria del señor Teniente de Infantería de Marina FREDY ALEXANDER PÉREZ RODRIGUEZ (q.e.p.d.), quien desarrolló un corta pero una exitosa carrera en la Institución, graduándose como Cabo Tercero de Marina en el año 2003 y como Subteniente de Infantería de Marina en junio de 2006, luego de adelantar el curso extraordinario para Oficiales de I.M. Nº 71. El señor FREDY ALEXANDER PÉREZ RODRIGUEZ (q.e.p.d.), a los 26 años de edad, se encontraba trasladado al Batallón Fluvial de I.M. Nº 70 (Tumaco) y en desarrollo de una operación en el sector de Palambí, área general del río Chaguí, departamento de Nariño, cuando se convirtió en héroe de la Patria al ofrendar su vida mientras luchaba por romper el boqueo impuesto a la región por narcoterroristas del frente 29 de las FARC.

 El ARC “TECIM Freddy Alexander Pérez Rodríguez”, se encuentra operando actualmente en el Pacífico Colombiano.

 

ARC “TECIM Eddic Cristian Reyes Holguín”, de Tercera Generación. 

Construida en marzo de 2009, lleva su nombre en memoria del señor Teniente de Infantería de Marina EDDIC CRISTIAN REYES HOLGUÍN (q.e.p.d.), se graduó como Subteniente de Infantería de Marina en diciembre de 1997 y a los 25 años de edad, cuando se desempeñaba como Segundo Comandante del Puesto Avanzado de Bahía Solano – Chocó, 12 de diciembre de 1999, se convirtió en héroe de la Patria al ofrendar su vida mientras luchaba por proteger a sus hombre y a la población durante el cruento ataque perpetrado por narcoterroristas del frente 57 de las FARC al mencionado Puesto.

 El ARC “TECIM Eddic Cristian Reyes Holguín”, se encuentra operando actualmente en el río Putumayo, desde agosto de 2009.

 

 CAPITULO VIII 

PRINCIPALES LOGROS DURANTE LAS DOS ÚLTIMAS DÉCADAS

EN LA CUENCA DEL ATRATO

 Se logró retomar el control del orden público en la cuenca del río Atrato, donde se presentaba un altísimo índice de acciones delictivas por parte de grupos narcoterroristas, que perpetraron una gran cantidad de masacres, secuestros, extorsiones, toma de poblaciones, etc. generando desplazamientos masivos. La acción de las unidades fluviales contribuyó significativamente a reactivar la navegación, la creación de empresas madereras, el cultivo de la palma africana, el empleo, con lo cual se ha mejorado la calidad de vida de la población ribereña; así mismo, se ha logrado neutralizar los corredores de movilidad del enemigo por el Pacífico y el Atlántico hacia el interior del País y se ha disminuido el accionar terrorista de los grupos al margen de la ley.

La neutralización de las acciones terroristas, el desarrollo de acciones cívico-navales en las poblaciones ribereñas y el regreso de varias comunidades desplazadas a su entorno habitual, son otros aspectos que se destacan dentro de las actividades del BAFLIM20.

 

EN LA CUENCA DEL MAGDALENA

La reducción del hurto de combustible nafta que se presentaba en el poliducto de Ecopetrol en cantidades aproximadas de 3.600 galones mensuales, logrando la captura de un gran número de implicados por este delito, que a demás de las pérdidas ocasionadas a la empresa petrolera, venían causando daños irreparables al medio ambiente; la flora y la fauna de la región sufrieron los estragos de la acción de los delincuentes.

 

Operación en la Esmeralda.

El día 22 de febrero de 2000 el ECF60-4, sostuvo combates con miembros de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), quienes habían realizado masacres en los municipios de ovejas (sucre) y el salado (Bolívar); los combates se llevaron a cabo en inmediaciones de la finca La Esmeralda, municipio de Zambrano (Bolívar).

Durante esta operación militar, fueron dados de baja 02 bandoleros, 11 capturados, y se decomisó abundante material de guerra, intendencia, comunicaciones, transportes y documentación de interés para la inteligencia militar.

Este resultado fue muy importante para la Infantería de Marina, ya que sirvió para demostrar que la institución desarrolla actúa de manera imparcial e indiscriminada contra los agentes generadores de violencia, en momento que se cuestionaba la actuación de los Infantes de Marina por las masacres de El Chengue y El Salado.

 

EN LA CUENCA DEL GUAVIARE

Ataque a Inírida.

Se impidió la toma guerrillera a la Capital del Departamento del Guainía, que pretendía realizar el Sujeto Alias “Negro Acacio”, el 17 de noviembre de 1999, cuando dirigió un cruento ataque con narcoterroristas de los frentes 16 y 44, la Minibloque Móvil Nº 2 y la compañía móvil Juan José Rondón de la ONT FARC, contra el Batallón Fluvial y demás unidades militares destacadas en la población. Los Infantes de Marina del Batallón Fluvial de I.M. Nº 50, mediante una férrea defensa y contraataque lograron propinarle una contundente derrota a las mencionadas estructuras guerrilleras, causándole una considerable cantidad de bajas, lo que además permitió desmoralizar y debilitar en buena medida la estructura delictiva establecida en la región.

Para esa fecha se desempeñaba como Comandante el Señor TCCIM Hernando Calderón Barajas, Segundo Comandante el Señor MYCIM Klaus Roberts Gutiérrez Rojas y como Oficial de operaciones se encontraba el Señor Capitán Luis Miguel Cote.

En esta acción se demostró el alto grado de entrenamiento de las tropas, que permitió una reacción rápida y oportuna, contrarrestando acción de masa del enemigo, asimismo el valor y espíritu de combate para impedir que el enemigo llevara a cabo sus propósitos y la disciplina de fuego que permitió sostener combates por espacio de 4 días. También cabe destacar el eficaz y oportuno apoyo de la Fuerza Aérea Colombiana, que ayudó a reducir capacidad ofensiva del enemigo.

En este ataque perdió la vida el Cabo Segundo de Infantería de Marina RUBEN DARÍO DÍAZ OSORIO, quien fue alcanzado por un proyectil en un costado de su humanidad por donde el chaleco salvavidas antibalas no brinda protección.

 

Operación Serpentina – Control Área Barrancominas.

En desarrollo de la Operación “Serpentina”, se estableció primera vez el dispositivo fluvial en el área de Barrancominas que se encontraba bajo el dominio de la ONT FARC, a donde llegó un Grupo de Combate Fluvial al mando del entonces TCCIM. HÉCTOR PACHÓN CAÑÓN, iniciando una serie de operaciones fluviales conjuntas con el Ejército Nacional, que permitieron la neutralización de un gran número de narcoterroristas, el decomiso gran cantidad de material de guerra, la incautación de toneladas de insumos para el procesamiento de narcóticos y la destrucción de varios cultivos y laboratorios para el procesamiento de cocaína, con lo que se logró recuperar el control y la seguridad en el corregimiento de Barrancominas, donde posteriormente se estableció el Puesto Fluvial Avanzado Nº 52.

 

EN EL SUR DEL PAÍS.

Operación Coraza – Río Caquetá.

Dentro de las estrategias contra el narcoterrorismo, el Gobierno Nacional creo la FTCS, con puesto de mando en Tres Esquinas – Caquetá, la cual requiere para sus operaciones ampliar la pista de aterrizaje y construir una rampa para helicópteros. Para desarrollar estos trabajos fue necesario transportar alrededor de 7.000 toneladas de materiales y maquinaria. Esta unidad es la punta de lanza para combatir el narcoterrorismo en el sur del País, por lo que la ONT FARC, trataría a toda costa de obstaculizar y retrasar el desarrollo de las obras.

Al Grupo de Combate Fluvial del PFA93, se le asignó la misión brindar la seguridad para el transporte de la maquinaria y el material de construcción para la adecuación de la pista de aterrizaje de la base militar de Tres Esquinas, para lo cual se incrementaron las operaciones de vigilancia, interdicción y seguridad en la vía fluvial Tres Esquinas – Solita sobre los ríos Orteguaza y Caquetá.

El 30 de julio de 2000, narcoterroristas de las cuadrillas 15 Y 49 emboscan al convoy que transportaba 305 toneladas de material, escoltado por el Grupo de Combate Fluvial, que reacciona en forma inmediata y contundente y recibe apoyo aéreo oportuno, logrando contrarrestar la emboscada y causando entre 20 y 40 de bajas al enemigo. Como novedades en las propias tropas resultaron heridos dos infantes y algunos daños menores en los botes.

 

 CAPITULO IX 

ALGUNAS SITUACIONES DESFAVORABLES.

 

Río Atrato – Emboscada en Bocas de Murí

El día 06 ABR/00, en el área general de Bocas del Murri (Antioquia) las cuadrillas 34 y 57 del bloque nor-occidental ont-farc, aprovechando las condiciones del terreno prepararon una emboscada no tradicional con gran concentración de fuego y atacaron con armas largas y de acompañamiento al grupo de combate fluvial del Atrato, cuando se encontraba desarrollando operaciones conjuntas con tropas de la Primera División del Ejército.

En esta ocasión el Grupo de Combate Fluvial fue objeto una cruenta, en un trayecto de aproximadamente 4 Kms en el sector de las bocas del río Murrí, un numeroso grupo de delincuentes del Bloque Noroccidental de las ONT-FARC, desde trincheras construidas en ambas orillas del río concentraron su poder de fuego contra los dos Elementos de Combate Fluvial y el buque nodriza ARC GUILLERMO LONDOÑO VARGAS.

Como resultado fueron asesinados tres  infantes de marina, heridos un oficial, cuatro suboficiales y trece infantes de marina, asimismo se presentaron en las unidades y el material de guerra con la consiguiente disminución de la movilidad táctica fluvial y la capacidad de combate.

En esta situación se observó el adecuado entrenamiento de los combatientes fluviales permitiendo los reemplazos necesarios durante el combate y se contó con la excelente reacción del buque nodriza “ARC Guillermo Londoño”, que aplicó con eficacia y eficiencia sus capacidades de diseño, confirmando su efectividad y resistencia al soportar 335 impactos de proyectiles, incluyendo 04 impactos con gradas de 40mm, pero también se pudieron apreciar sus debilidades especialmente en cuanto blindaje, dinámica, automatización de tiro, maniobrabilidad  y protección tanto para las tropas que se transportan abordo y para los artilleros, lo cual permitió que se implementaran grandes mejoras en la nuevas generaciones de este tipo de Unidades.

Asimismo se contó con el apoyo aéreo oportuno que ayudó a debilitar la capacidad de combate del enemigo y permitió la evacuación oportuna de los heridos.

 

Río Atrato – Masacre Bojayá

El día  02 de mayo  de  2002, se  presenta  en Bojayá  la masacre  de  119  personas a durante un enfrentamiento entre grupos de autodefensas ilegales y el Frente LVII de la ONT FARC, al caer un cilindro bomba en la  iglesia  de  Bellavista (Bojayá), donde se encontraba refugiada la población por temor a los enfrentamientos. Ante esta situación se presenta un desplazamiento masivo de la población, que abandona sus propiedades y huye hacia  Riosucio  y Quibdo, quedando el pueblo totalmente desolado.

Al momento de los hechos un Grupo de Combate Fluvial del BAFLIM20, al mando del señor entonces TFEIM PEÑA ORTIZ GERMAN, se encontraba desarrollando   operaciones en el área general de Riosucio (bajo Atrato), el cual de inmediato procedió a desplazarse el lugar de los hechos.

Durante el desplazamiento, el Grupo de Combate Fluvial Atrato fue atacado por narcoterroristas del Bloque Noroccidental de las ONT FARC, en diferentes lugares como la desembocadura del Caño el Limón,  donde resultó herido el TFEIM PEÑA ORTIZ GERMAN y dos Infantes Voluntarios, Vigía de Curvaradó, bocas de Napipí y Vigía de Fuerte.

El día 07 de mayo/02, el grupo de combate fluvial aseguró el área y desembarcó el personal del Ejército y del Grupo de Asalto Fluvial 50-3, quienes consolidaron la zona, para el desembarco helicoportado, de tropas del Batallón Manosalva, provenientes de Quibdo-Choco, que terminaron de restablecer el orden público en el municipio.

 

Rio Meta – Muerte de Ganadero en el Área de Nueva Antioquia.

Pocos meses después de activada la ENNA, pasó por el retén fluvial que se ubica frente a la unidad, el ganadero Jairo Agudelo, de 43 años quien viajaba a bordo de una canoa en compañía de los señores Moisés Muñoz y Luis Vargas, en el retén se encontraba el sargento segundo William Abarca, quien verificó que el mencionado ganadero llevaba aproximadamente 24 millones de pesos y de acuerdo a las investigaciones ordenó a 3 Infantes que alcanzaran la canoa y le quitaran el dinero, por lo que a pocos kilómetros de la unidad los tres ocupantes de la canoa fueron interceptados y conducidos hasta un islote donde aparecieron enterrados días después con disparos de fusil en la cabeza.

Tiempo después, cuando el mencionado sargento y los infantes implicados salieron de permiso a Puerto Carreño, despertaron sospechas porque adquirieron motocicletas, joyas, electrodomésticos y derrocharon dinero en forma inusual; lo que motivó las investigaciones que llevaron a establecer que habían sido los artífices el triple crimen, por el cual fueron condenados a la pena conjunta de 120 años de prisión.

 

Rio Vaupés – Operaciones Área Miraflores (Guaviare).

Ante el auge del narcotráfico en el área general de Miraflores – Guaviare, en el año 1996, se presentó la necesidad de apoyar las operaciones del Ejercito Nacional en dicha región, ejerciendo control fluvial el alto Vaupés y sus afluentes, para lo cual fue necesario transportar los botes de un Elemento de Combate Fluvial desde San José del Guaviare hasta Miraflores, izados en helicóptero mediante una cuidadosa operación que se realizaba por primera vez en Colombia, con los botes tipo piraña.

Las operaciones del Elemento de Combate Fluvial en Miraflores, arrojaron resultados excelentes, propinando cuantiosos golpes a las organizaciones dedicadas a la producción y tráfico de estupefacientes, sin embargo transcurrido un tiempo por exceso de confianza y mal procedimiento operacional, el ECF, sufrió uno de los más duros golpes en la historia de estas unidades. Durante el desarrollo de una operación de registro y control fluvial el 21 de agosto de 1996, uno de los botes del ECF, se adentra por un caño angosto del río Vaupés, atraído por un señuelo y cae en una emboscada donde pierde la vida el Comandante del Bote SSCIM. SENEN ALBERTO ARAUJO BELLO q.e.p.d, y toda la tripulación, con excepción del Infante de Marina Profesional DIEGO DUQUEREZANA, quien a pesar de resultar gravemente herido, se salvó milagrosamente al ser expulsado de bote por una de las explosiones dirigidas contra la unidad. El bote fue completamente destruido y se perdió la totalidad del armamento y equipo de dotación.

 

Rio Caquetá – Perdida del Armamento de un Bote en la Tagua.

En el año 1998, cuando se encontraba un Elemento de Combate Fluvial atracado en el muelle del Puesto Fluvial Avanzado de la Tagua, durante las horas de la noche, en forma inexplicable desaparece un bote completamente artillado, notándose su ausencia a las primeras horas del día siguiente, por lo cual emprendió la busque aguas abajo donde finalmente fue hallado el casco con los motores pero sin el armamento ni los equipos de comunicaciones.

Las investigaciones realizadas ante esta novedad permitieron establecer que el bote fue soltado del muelle en forma intencional por un Infante de Marina Profesional.

Comments are closed.